jueves, 17 de enero de 2019

Recordando a Tom Petty


Thomas Earl Petty (Gainesville, Florida; 20 de octubre de 1950-Santa Mónica, California; 2 de octubre de 2017) fue un músico, cantante, compositor, productor y multiinstrumentista estadounidense, conocido por su trabajo al frente del grupo Tom Petty and the Heartbreakers y como cofundador del supergrupo The Traveling Wilburys a finales de la década de 1980, donde tocó bajo los seudónimos de Charlie T. Wilbury, Jr. y Muddy Wilbury, además de por su carrera en solitario.
Con The Heartbreakers, Petty grabó y publicó varios sencillos de éxito, muchos de los cuales son interpretados con frecuencia en cadenas de radio de rock clásico y adult contemporary. A lo largo de su carrera, Petty vendió más de ochenta millones de discos a nivel mundial, convirtiéndolo en uno de los artistas musicales con mayores ventas.​ En 2002 ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll.
(Wikipedia)

Tom Petty And The Heartbreakers - Refugee

Stevie Nicks & Tom Petty - Stop Draggin' My Heart Around


Tom Petty And The Heartbreakers - Mary Jane's Last Dance



Tom Petty - Learning To Fly

Tom Petty and the Heartbreakers - You Got Lucky

Tom Petty - Free Fallin'

Tom Petty And The Heartbreakers - Into The Great Wide Open

Tom Petty And The Heartbreakers - I Won't Back Down

The Traveling Wilburys - Handle With Care

Prince, Tom Petty, Steve Winwood, Jeff Lynne and others - While My Guitar Gently Weeps


lunes, 17 de diciembre de 2018

Jethro Tull - Minstrel In The Gallery - 1975

"Minstrel in the Gallery" ("Trovador en la galería") es el octavo álbum de la banda de rock Jethro Tull, que fue lanzado en 1975.
Considerado como una de sus mejores obras junto a "Aqualung", "Thick as a Brick" y "Songs from the Wood", éste fue el primer álbum de JT que tuve en mis manos a muy tierna edad y sigue siendo de mis favoritos en todos éstos años (también era uno de los discos que a mi abuelita le gustaba mucho escuchar conmigo, por lo cual afectivamente es muy muy especial para mi).
Entre mis favoritas está la extensa suite o medley "Baker St. Muse", que es todo un viaje, y "Black Satin Dancer".Y por supuesto, la del título:

MINSTREL IN THE GALLERY

"El título hace referencia a las galerías de trovadores (minstrel's galleries), habituales en los salones principales de los castillos o granjas antiguas, destinadas a que los músicos tocaran sus melodías, ocultos de la vista de los comensales. Cinco de los siete temas tienen un carácter mixto, es decir, están formados por canción y relato." (Wikipedia)

COLD WIND TO VALHALLA

BLACK SATIN DANCER

REQUIEM

ONE WHITE DUCK/010 = NOTHING AT ALL

BAKER ST. MUSE

GRACE

TRACK LIST CD REMASTER 2002
01."Minstrel in the Gallery" (Ian Anderson / Martin Barre) 8:13
02."Cold Wind to Valhalla" (Ian Anderson) 4:19
03."Black Satin Dancer" (Ian Anderson) 6:52
04."Requiem" (Ian Anderson) 3:45
05.One White Duck / 010 = Nothing at All" (Ian Anderson) 4:37
06."Baker St. Muse"[1] (Ian Anderson) 16:39
07."Grace" (Ian Anderson) 0:50
Bonus tracks
08."Summerday Sands" (*) (Ian Anderson) 3:44
09."March the Mad Scientist" (Ian Anderson) 1:48
10."Pan Dance"(instrumental) (Ian Anderson) 3:25
11."Minstrel in the Gallery" (en vivo) (Ian Anderson) 2:11
12."Cold Wind to Valhalla" (en vivo) (Ian Anderson) 1:32
(*) Cara B del single original de "Minstrel in the Gallery"

SUMMERDAY SANDS

CRÉDITOS:
Jethro Tull
Ian Anderson: voz, flauta, guitarra acústica y producción.
Martin Barre: guitarra (eléctrica).
Barriemore Barlow: batería y percusión.
John Evan: órgano y piano.
Jeffrey Hammond-Hammond: bajo.
Otros músicos
Rita Eddowes: violín.
Elizabeth Edwards: violín.
Patrick Halling: violín.
Bridget Procter: violín.
Katharine Tullborn: cello.
Otros créditos
David Palmer: arreglos de orquesta.
Brian Ward: fotografía.
Ron Kriss: arte de tapa.
J.E. Garnett: arte de tapa.
Robin Black: ingeniero.
Imagen de la portada: detalle del grabado "Christmas revels at Haddon Hall, Derbyshire", ilustración del Volumen I (1839) de Mansions of England in the Olden Time, de Joseph Nash.

PAN DANCE



domingo, 16 de diciembre de 2018

Jethro Tull - Under Wraps - 1984


"Under Wraps" es el decimoquinto álbum de estudio de Jethro Tull, grabado en el estudio personal de Ian Anderson, y lanzado en septiembre de 1984.
Se trata de un álbum ya muy apartado de la tradición "progresiva" y campestre de la banda y nos presenta a unos Jethro Tull totalmente entregados a las mieles del..."synth rock" ochentero...
El disco contenía 11 pistas, pero la edición en cassette (que fue la que tuve durante muchos años) incluía los temas "Astronomy", "Tundra", "Automotive Engineering" y "General Crossing", los cuales fueran editados en vinilo separadamente en un EP bajo el nombre "Lap of Luxury".
El cd editado en 2005, que es el que tengo en mi mano ahora contiene los 15 temas más el contenido extra como "enhanced cd" del vídeoclip  del tema "Lap of Luxury". en formato QuickTime, lo usual por entonces.
LAP OF LUXURY

EUROPEAN LEGACY

Ahora, hechas las presentaciones sobre las idem, hablemos sobre la música del álbum.Éste de Jethro Tull fue precedido por el primer esfuerzo solista de su líder Ian Anderson el año anterior, "Walk into Light" (1983).Éste álbum es de hecho, una estrecha colaboración con el por entonces tecladista de JT, Peter-John Vettese y es por lo tanto un álbum pleno de sintetizadores, bastante electrónico.
Las letras de Anderson están basadas en algunas cosas que éste buen hombre había leído, y se centran en cuestiones de la guerra fría y el espionaje.Por consiguiente creo que las letras han envejecido un poco peor que las músicas.

LATER, THAT SAME EVENING

TUNDRA

Por su parte, la música de la banda ya había estado cambiando en los años precedentes (fundamentalmente a partir del álbum "A" de 1980;  que de hecho iba a ser el primero como solista de Anderson pero al final lo realizó la banda), pero al llegar Under Wraps aquello fue "la gota que colmó el vaso digital".
La curiosa formación sin baterista, nos entrega a un Ian Anderson programando las cajas de ritmo en su lugar (Doane Perry se uniría en la gira subsiguiente como baterista y quedaría en la banda), y a un Peter-John Vettese que llena el espacio sonoro con sus sintetizadores y secuencias - por entonces - absolutamente al día.

ASTRONOMY

RADIO FREE MOSCOW

Pero eso no es todo, ya que hay un muy buen trabajo guitarrístico, muy atractivo, por parte de Martin Barre, quien en alguna ocasión manifestó que éste álbum era su preferido en JT.
Contra todas las voces críticas, habemos un puñado de fans de la banda que no sólo le hacemos el aguante a éste disco, sino que lo usamos con frecuencia y recomendamos enfáticamente y sin pudores.

UNDER WRAPS 1




PROGRAMA
01."Lap of Luxury" (Ian Anderson) 3:35
02."Under Wraps #1" (Ian Anderson) 3:59
03."European Legacy" (Ian Anderson) 3:23
04."Later, that Same Evening" (Ian Anderson) 3:51
05."Saboteur" (Ian Anderson) 3:31
06."Radio Free Moscow" (Ian Anderson) 3:40
07."Astronomy" (Ian Anderson) 3:38
08."Tundra" (Ian Anderson) 3:41
09."Nobody's Car" (Anderson, Martin Barre, Peter-John Vettese) 4:08
10."Heat" (Ian Anderson) 5:37
11."Under Wraps #2" (Ian Anderson) 2:14
12."Paparazzi" (Anderson, Barre, Vettese) 3:47
13."Apogee" (Ian Anderson) 5:28
14."Automotive Engineering" (Ian Anderson) 4:05
15."General Crossing" (Ian Anderson) 4:02

NOBODY´S CAR

PAPARAZZI

PERSONAL
Ian Anderson: Voz, flauta, guitarra, teclado, programación batería
Martin Barre - Guitarras
David Pegg - Bajo
Peter-John Vettese - Teclados, programación
Y:
Doane Perry - Batería (no en las grabaciones, sólo en la gira del álbum)
(Esa es la formación que aparece en la foto de abajo y en el cd)



HEAT

BONUS POST:
Para que nos situemos en la época y por donde iban los tiros en el sonido JT por entonces.Un concierto completo de la "era digital" de Jethro... 
Jethro Tull - Full Concert - 10/28/84 - Capitol Theatre 

domingo, 4 de noviembre de 2018

Felisberto Hernández - La Pelota

La Pelota
(Cuento)
Felisberto Hernández

Cuando yo tenía ocho años pasé una larga temporada con mi abuela en una casita pobre. Una tarde le pedí muchas veces una pelota de varios colores que yo veía a cada momento en el almacén. Al principio mi abuela me dijo que no podía comprármela, y que no la cargoseara; después me amenazó con pegarme; pero al rato y desde la puerta de la casita -pronto para correr- yo le volví a pedir que me comprara la pelota. Pasaron unos instantes y cuando ella se levantó de la máquina donde cosía, yo salí corriendo. Sin embargo ella no me persiguió: empezó a revolver un baúl y a sacar trapos. Cuando me di cuenta de que quería hacer una pelota de trapo, me vino mucho fastidio. Jamás esa pelota sería como la del almacén. Mientras ella la forraba y le daba puntadas, me decía que no podía comprar la otra. Y que no había más remedio que conformarse con esta. Lo malo era que ella me decía que la de trapo sería más linda; era eso lo que me hacía rabiar. Cuando la estaba terminando, vi cómo ella la redondeaba, tuve un instante de sorpresa y sin querer hice una sonrisa; pero enseguida me volví a encaprichar. Al tirarla contra el patio el trapo blanco del forro se ensució de tierra; yo la sacudía y la pelota perdía la forma: me daba angustia de verla tan fea; aquello no era una pelota; yo tenía la ilusión de la otra y empecé a rabiar de nuevo. Después de haberle dado las más furiosas “patadas” me encontré con que la pelota hacía movimientos por su cuenta: tomaba direcciones e iba a lugares que no eran los que yo imaginaba; tenía un poco de voluntad propia y parecía un animalito; le venían caprichos que me hacían pensar que ella tampoco tendría ganas de que yo jugara con ella. A veces se achataba y corría con una dificultad ridícula; de pronto parecía que iba a parar, pero después resolvía dar dos o tres vueltas más. En una de las veces que le pegué con todas mis fuerzas, no tomó dirección ninguna y quedó dando vueltas a una velocidad vertiginosa. Quise que eso se repitiera pero no lo conseguí. Cuando me cansé, se me ocurrió que aquel era un juego muy bobo; casi todo el trabajo lo tenía que hacer yo; pegarle a la pelota era lindo; pero después uno se cansaba de ir a buscarla a cada momento. Entonces la abandoné en la mitad del patio. Después volví a pensar en la del almacén y a pedirle a mi abuela que me la comprara. Ella volvió a negármela pero me mandó a comprar dulce de membrillo. (Cuando era día de fiesta o estábamos tristes comíamos dulce de membrillo.) En el momento de cruzar el patio para ir al almacén, vi la pelota tan tranquila que me tentó y quise pegarle una “patada” bien en el medio y bien fuerte; para conseguirlo tuve que ensayarlo varias veces. Como yo iba al almacén, mi abuela me la quitó y me dijo que me la daría cuando volviera. En almacén no quise mirar la otra, aunque sentía que ella me miraba a mí con sus colores fuertes. Después que nos comimos el dulce yo empecé de nuevo a desear la pelota que mi abuela me había quitado; pero cuando me la dio y jugué de nuevo me aburrí muy pronto. Entonces decidí ponerla en el portón y cuando pasara uno por la calle tirarle un pelotazo. Esperé sentado encima de ella. No pasó nadie. Al rato me paré para seguir jugando y al mirarla la encontré más ridícula que nunca; había quedado chata como una torta. Al principio me hizo gracia y me la ponía en la cabeza, la tiraba al suelo para sentir el ruido sordo que hacía al caer contra el piso de tierra y por último la hacía correr de costado como si fuera una rueda.

Cuando me volvió el cansancio y la angustia le fui a decir a mi abuela que aquello no era una pelota, que era una torta y que si ella no me compraba la del almacén yo me moriría de tristeza. Ella se empezó a reír y a hacer saltar su gran barriga. Entonces yo puse mi cabeza en su abdomen y sin sacarla de allí me senté en una silla que mi abuela me arrimó. La barriga era como una gran pelota caliente que subía y bajaba con la respiración y después yo me fui quedando dormido.

FIN
(1945)

(https://ciudadseva.com/texto/la-pelota/)

Felisberto Hernández (Montevideo, 20 de octubre de 1902 - Ib., 13 de enero de 1964) fue un compositor, pianista y escritor uruguayo, caracterizado por sus obras de literatura fantástica basadas en experiencias personales y lugares reales.
(Wikipedia)

lunes, 29 de octubre de 2018

Playlist de "Se vino el frío"


It's Immaterial - 'Driving Away From Home' - Full 12" Version


Love And Money Strange Kind of Love


Ten Sharp - You


Supertramp - From Now On


Anthony Phillips - Cathedral of Ice


Jethro Tull A Winter Snowscape


Queen - A Winter's Tale


Yazoo - Winter Kills

miércoles, 3 de octubre de 2018

Playlist de "Se terminaron las vacaciones"

Hoy volví a casa después de un mes en otro país y otra realidad diferente.Después de haber disfrutado, conocido, aprendido muchas cosas.
Vuelvo a casa y ensayo una lista aleatoria de temas que andan por mi cabeza.
Y voilá, ésta es la presente entrada en el blog.Muy "loca" la playlist pero espero que "chévere".
Si no digo aquí que volví, nadie se entera de que me fui.Nadie se entera de nada aquí, mejor dicho.
¿Hay alguien ahí fuera?

PINK FLOYD - IS THERE ANYBODY OUT THERE?


FABRIZIO DE ANDRÉ - L´INFANZIA DE MARÍA


RUBEN BLADES - SICARIOS


YES - LEAVE IT


TORI AMOS - HAPPY WORKERS


TOM PETTY - FREE FALLIN´


PRINCE - PURPLE RAIN


JAIME ROOS - RETIRADA


TALKING HEADS - TAKE ME TO THE RIVER


JEANETTE - PORQUE TE VAS




domingo, 12 de agosto de 2018

Rubén Olivera - La Mujer De Cal / Julio César Castro - La Mujer



LA MUJER DE CAL
Música y letra de Rubén Olivera.
Basado en el cuento "La mujer" , de Julio César Castro

Era un hombre que se hallaba solo,
como tanta gente suele estar.
Siempre en aquel bar se acomodaba
y si la lengua en el alcohol le naufragaba
a veces le contaba a los amigos
de una mujer que nunca olvidó.

Una noche que estaba bien borracho
arrimaron su mesa a la pared,
pusieron una silla al otro lado
y pintaron en la cal una mujer.
Dijeron: «Alguien vino a visitarte
dice que hace tiempo no se ven.»

Lo sentaron en la silla y frente a él
le sonrió el dibujo en la pared.
El hombre se puso tan contento
al mirar la figura sin aliento.
«Ya ves… quien lo diría»…balbuceaba
«vos buscándome y yo solo te soñé».

Y habló y habló toda la noche
de los sueños y de cuanto la esperó.
Poco a poco el bar se fue vaciando
y se oía siempre a ellos conversando,
los amigos se marcharon sin saber
si acaso hicieron bien o hicieron mal.

Traía su luz tibia la mañana
y acodado en el mostrador
el dueño del boliche dormitaba
cuando despertó y los vio pasar.
Ella iba quitándose del hombro
las últimas cascaras de cal…





LA MUJER
Julio César Castro

Hombre enamoráu de los colores, aura que dice, Nostálgico Amano.
Pa'ver la salida del sol antes de que empezara a salir, se trepaba a la punta de un ucalito con brasero y mate.
A ocasiones los pájaros lo picotiaban todito porque les enllenaba los nidos de humo.
Cuando el sol dentraba a coloriar por el filo de una lomita, Nostálgico Amano solía desplomarse contra el suelo de la emoción. Pa'no tener que estarlo levantando todas las mañanas, la mujer, Hermética No, dos por tres subía y lo ataba de una rama.
Un día, de mientras Nostálgico estaba atado, mirando al sol ya pintón, ella aprovechó pa'dirse con un tropero. Como a los tres días lo desató un vecino.
Nostálgico Amano quedó como ido. Enamoráu de los colores, eso sí, pero en gris.
Una güelta, en el boliche El Resorte lo quisieron agarrar p'al chorrete en la cuestión de los colores.
Taban la Duvija, el tape Olmedo, Idéntico Aveno, Odioso Lirio, el pardo Santiago y Monolítico Suave, hablando de la vida y el corazón y tomando unos vinos, cuando miran así y ven venir a Nostálgico Amano.
A los tropezones venía el hombre, como abombáu y triste por el asunto de la china y por mirar florcitas y churrinches.
A lo que lo vieron venir, va el tape Olmedo y pinta en la paré una mujer sentada en una silla. Silenciosa la pintó. Le quedó igualita. Después fue y le arrimó una mesa.
Dentró Nostálgico, saludó, y atracó al mostrador. Pidió una botellita de vino y se acodó. La Duvija fue y le dijo:
-¿Cómo anda, don Nostálgico?
-Estrañando la mujer. Solo, uno es naides.
Por ahí el tape Olmedo tropezó con la mesa que estaba contra la paré, miró la pintura, y fuerte, pa'que Nostálgico oyera, va y dice:
-Desculpe, moza.
Nostálgico mosquió pa'ese láu. Vio a la mujer de la paré contra la mesa, agarró la botella de vino, pidió otro vaso, y fue y se le sentó enfrente.
La miró un rato. Dispués sirvió pa'los dos, y dentró a prosiar bajito, como cuadra al hombre que habla de lo suyo.
Nostálgico, meta prosa, terminó el litro y pidió otro.
Le contó todita su vida. Que era hombre de trabajo dende chico, castigáu por injusticias dende siempre, que aura andaba triste y solito, cargáu de ternura sin un destino, y que así no era vida porque cuando uno dentra a ver gris -le dijo-, se hace gris.
Si le habrá prosíau de lujo, que pa'la madrugada se la llevó pa'las casas.
El se diba sacudiendo recuerdos. Ella, la cal de la paré.

FIN